CUANDO
TERMINE
LA CUENTA
ATRAS

Capítulo 5
LAS SIETE TROMPETAS DEL APOCALIPSIS



DESDE QUE DIOS colocó el primer ser humano en esta tierra Él ha enviado al mundo varias personas que vivieron fielmente de acuerdo con Sus caminos y hablaron al mundo sobre Sus caminos y Sus verdades. Entre esas personas están apóstoles y profetas, a quienes Dios ha revelado más verdades y les ha dado más entendimiento sobre las cosas de las que ellos debían hablar. Y esto ha seguido así durante 6.000 años. Desde el principio hasta los días de hoy, Dios ha estado revelando de manera progresiva más y más sobre Su plan y propósito para la existencia humana. ¡Esta es una historia increíble! Una historia que la gran mayoría de las personas nunca ha escuchado.

Y casi 4.000 años después de que Dios creó el primer ser humano, Adán, Dios envió a Su Hijo, Josué el Cristo, para comenzar a revelar asuntos espirituales desconocidos hasta entonces. Cristo también comenzó a revelar más sobre el plan y el propósito de Dios para la creación de los seres humanos.

Ya hacia el final de los tres años y medio de su ministerio, había muchos judíos, incluidos sus propios discípulos, que pensaban que Cristo entonces había venido para ser su Mesías y para establecer el Reino de Dios en la tierra. De hecho, ellos creían que él había venido para liberarlos de la opresión del dominio romano, bajo el que estaban, y establecer su reinado. Y aunque ellos no podían comprender lo que él les dijo, él les reveló claramente que su reinado solo iba a empezar más adelante.

Cristo les habló sobre el tiempo del fin y sobre los acontecimientos que conducirían a su segunda venida como el profetizado Mesías, que ha sido ungido para ser Rey. Pero ninguno de ellos comprendió que él primero había venido para morir como el Cordero del Pesaj. Y mismo después de que él muriese y ascendiese al cielo ellos todavía esperaban que el fuera regresar como el Mesías para reinar sobre las naciones mientras ellos aun estuviesen vivos.

Algunas décadas más tarde, la Iglesia seguía esperando a que Cristo regresara. Y por eso él comenzó a revelar a la Iglesia que él no volvería tan pronto. Entonces ellos no sabían que iban a pasar casi 2.000 años antes de que él regresara.

Cristo reveló al apóstol Pablo que acontecimientos muy específicos debían cumplirse antes de que él pudiera venir por segunda vez. El principal acontecimiento sobre el que escribió Pablo tuvo lugar el 17 de diciembre de 1994. Lo que Pablo describió es tan relevante para el desenlace de los 6.000 años del autogobierno de los seres humanos que esto es revelado como el más importante marcador profético para la cuenta atrás para el momento cuando el Reino de Dios será establecido en la tierra. Esta sería la señal para la Iglesia de Dios de que la segunda venida de Josué el Cristo se acerca. En esta fecha el Primer Sello del Apocalipsis fue abierto y comenzó la cuenta atrás para la Tercera Guerra Mundial.



Los Sellos del Apocalipsis

Casi el 90% de las profecías de la Biblia son sobre el tiempo del fin. Pero, aunque son muchas las profecías escritas en la Biblia sobre del tiempo del fin, la comprensión y la revelación de esas cosas han permanecido ocultas, lacradas y selladas, hasta el momento de su revelación y su cumplimiento. ¡Y ese momento es ahora!

He mencionado antes que Dios dio a Daniel profecías sobre el surgimiento y la caída de naciones y reinos. La última parte de esas profecías es la revelación sobre un imperio europeo, que se levantaría y caería muchas veces durante un período de algo más de 2.000 años. Y sería durante ese el último profetizado resurgimiento de ese imperio que Dios iba a desvelar y revelar al mundo los últimos acontecimientos del tiempo del fin. Sin embargo, la mayoría de las personas no dará oídos la advertencia de estas revelaciones.

Dios mostró al profeta Daniel esas profecías sobre el surgimiento y la caída de los proféticos reinos del mundo y sobre el tiempo profético que conduciría a la segunda venida del Mesías. Daniel quería entender más sobre lo que Dios le había mostrado, pero Dios entonces le dijo que lo que le había sido mostrado no era para su época y que estas profecías debían quedar lacradas y selladas hasta el tiempo del fin.

El libro de Apocalipsis habla principalmente de los últimos acontecimientos del tiempo del fin y los describe con mucho más detalles que las profecías que Dios ha dado a Daniel. Sin embargo, han pasado casi 1.900 años desde que esas profecías fueron dadas a Juan, el último de los primeros apóstoles. Esas revelaciones le fueron dadas para que él las escribiera mientras él estaba encarcelado en la isla de Patmos, donde había sido enviado por el gobierno romano.

Aunque Juan escribió fielmente todo lo que le fue dado, él no entendió lo que ha escrito. Porque el tiempo del fin no había llegado todavía. Y, al igual que Daniel, nada de lo que Juan escribió era para su época. Estas cosas también habían sido lacradas y selladas. Y pasaron casi 1.850 años antes de que Dios comenzara a revelar una pequeña parte del significado de esas cosas al Sr. Herbert W. Armstrong. Y fue solo en 1994 que Dios comenzó a acelerar ese proceso de revelación progresiva y a revelar todo lo que tiene que ver con el tiempo del fin.

En el comienzo del libro de Apocalipsis hay una narración en la que alguien dice que nadie había sido encontrado digno de abrir los Sellos del Apocalipsis y de revelar su significado. Y luego a seguir otro individuo dice Josué el Cristo, el sacrificio del Pesaj por toda la humanidad, había sido encontrado digno de hacer esto. Esta parte de la historia ayuda a explicar más claramente cómo Dios iba a revelar el significado de los Sellos del Apocalipsis y sería Cristo quien los abriría.

Todo lo que Dios revela a Cristo, todas las verdades que Dios da a Cristo, Cristo a su vez lo revela a la Iglesia, de la que él es el Cabeza. Es a través de la Iglesia de Dios de ahora que esas cosas están siendo reveladas en el tiempo del fin. Esa es la misma Iglesia de Dios a la que Dios llamó al Sr. Herbert W. Armstrong para ser Su apóstol; la misma Iglesia que fue fundada en el año 31 d.C.

Pero, ¿qué son esos Sellos del Apocalipsis? Esos sellos son revelaciones sobre acontecimientos que tienen lugar en un momento muy específico y que conducen a la Tercera Guerra Mundial y al final de la presente era, cuando el Reino de Dios será establecido para gobernar la tierra. A Juan le fue revelado sobre esos Sellos, para que él escribiera sobre esto. Y desde entonces esos Sellos han permanecidos lacrados, para que nadie pudiese comprender de qué se tratan, hasta que llegara el momento para que estos acontecimientos comenzasen a tener lugar.

Leer el libro de Apocalipsis puede ser muy confuso para las personas, porque ese libro está dividido en diferentes tipos de profecías, que son descritas como los Siete Sellos, los Siete Truenos, las Siete Trompetas, los tres Ayes y las Siete Últimas Plagas. Y cuando una persona empieza a estudiar esas cosas ellas pueden parecer abrumadoras. Es por que en el presente libro voy a hablar de una manera muy específica sobre los Sellos del Apocalipsis. Y quizá esto pueda parecer difícil al principio, pero a medida que usted sigue leyendo usted verá como todo comienza a encajar en su lugar.

En el presente capítulo voy a hablar principalmente sobre el Séptimo Sello, que tiene que ver con el cumplimiento de los acontecimientos anunciados por las Siete Trompetas. El hecho de que Josué el Cristo ya haya abierto todos los Siete Sellos es algo que debería sacudir a todos que entienden esto. ¡Así de cerca está el mundo de la Tercera Guerra Mundial! Y el significado de todos los Siete Sellos ha sido revelado a la Iglesia de Dios.

Aunque el Séptimo Sello ya haya sido abierto y las Siete Trompetas ya hayan sido tocadas, los acontecimientos anunciados por esas Trompetas no han comenzado a tener lugar todavía.

Como he dicho antes, el Primer Sello del Apocalipsis fue abierto el 17 de diciembre de 1994. Voy a hablar sobre esto con más detalles en los siguientes capítulos, pero ahora usted debe entender que los primeros cuatro Sellos revelan acontecimientos que tuvieron lugar en la Iglesia de Dios, acontecimientos proféticos que fueron la señal del comienzo de una cuenta atrás muy específica que ahora está en curso.

Las personas que dicen entender el significado de los primeros cuatro Sellos, también conocidos como los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, en realidad no entienden el significado de esas cosas. Es por eso que muchas personas que tienen un conocimiento superficial de las cosas que están escritas en el libro de Apocalipsis serán pilladas por sorpresa cuando la total destruición de los EE.UU. comience, porque esos acontecimientos son anunciados por las primeras cuatro Trompetas del Séptimo Sello. Esas personas quedarán en shock cuando estalle la Tercera Guerra Mundial, porque ellas piensan que esa guerra está muy lejos todavía. Ellas piensan que los primeros cuatro Sellos del Apocalipsis tienen que ver con acontecimientos que tendrán lugar en el mundo y que con el tiempo esos acontecimientos llevarán al mundo a la Tercera Guerra Mundial. Ellas no saben que estos acontecimientos ya han tenido lugar y que ellos tienen que ver con la Iglesia y no con el mundo.

Desde que el acontecimiento del Primer Sello del que Pablo habla tuvo lugar, en diciembre de 1994, Cristo ha revelado muchas otras cosas sobre otros acontecimientos que también ya se han cumplido.

Y debido a que Cristo ha revelado tanto y tan rápidamente a Su Iglesia sobre las profecías para este tiempo del fin y muchos de estos acontecimientos encajaban perfectamente en períodos de tiempo proféticos muy específicos, la Iglesia ha creído que Dios estaba revelando una fecha concreta para la venida de Cristo. Pero ese no era el caso.

Faltas han sido cometidas al establecer fechas o un año específico para la segunda venida de Cristo. Y como resultado de esta experiencia la Iglesia, y más específicamente el liderazgo de la Iglesia, ha madurado y ha aprendido de sus errores y ahora puede comprender mucho más sobre esas cosas.

Ahora en la Iglesia simplemente hablamos de marcadores proféticos que Dios revela para este tiempo del fin, para que así las personas puedan elegir mantenerse alerta, puedan estar en guardia y observar esos marcadores a medida que los acontecimientos se desarrollan. De esta manera las personas pueden estar mucho mejor preparadas para cuando esos catastróficos acontecimientos tengan lugar.



Un esquema de los acontecimientos del tiempo del fin

Un esquema de las varias divisiones del libro de Apocalipsis puede ayudar a una persona a comprender mejor el orden del cumplimiento de los acontecimientos proféticos del tiempo del fin. No es necesario hablar sobre todas esas divisiones en este libro. Solo voy a hablar de los aspectos más relevantes, para explicar los principales acontecimientos de este tiempo del fin.


Los Siete Sellos: abiertos por Josué el Cristo

1º al 5º Sellos abiertos: Acontecimientos que tienen que ver con la Iglesia de Dios


Sexto Sello abierto: los Siete Truenos que se cumplen

1er Trueno fue el 11 de septiembre

Todos los truenos continúan hasta la Séptima Trompeta


Séptimo Sello abierto: Siete Trompetas que se cumplen

1ª a 4ª Trompeta: La destrucción de los EE.UU.

5ª Trompeta: 1er Ay - la Unión Europea va a usar armas nucleares

6ª Trompeta: 2º Ay - 1/3 de los seres humanos serán destruidos

7ª Trompeta: Comienza con la venida de Cristo como Rey y termina con el 3er Ay.

Lo primero que aparece en este esquema son los Siete Sellos. Fue revelado que Josué el Cristo era quien abriría cada Sello. Durante los últimos años él ha abierto cada uno de estos Sellos y ha revelado el significado de ellos a Su Iglesia.

El mundo no ha reconocido esas cosas. Y tampoco gran parte de la Iglesia que se dispersó después de la Apostasía ha reconocido esas cosas. Y eso se debe a que los primeros cinco Sellos tienen que ver con la Iglesia de Dios. Es importante entender esta Apostasía y los acontecimientos revelados por estos Sellos. Voy a hablar sobre esto con más detalles en el capítulo 6. Porque es mirando a esos acontecimientos y cuándo ellos tienen lugar que una persona puede saber cuándo comienza la cuenta atrás para la Tercera Guerra Mundial.

Luego el Sexto Sello fue abierto, pero Cristo solo reveló esto cuando él reveló de qué se tratan los Siete Truenos. Estos Siete Truenos fueron revelados al apóstol Juan, pero Dios le dijo que no escribiera de qué se trataban porque esto era algo que no debía ser revelado hasta el tiempo del fin.

Estos Truenos no son relevantes para el presente libro, cuyo tema es la cuenta atrás para la Tercera Guerra Mundial. Esos Truenos son explicados con más detalles en el libro que he escrito anteriormente, 2008 - El Último Testimonio de Dios, y que usted puede encontrar en la página web de la Iglesia de Dios (www.cog-pkg.org/spanish/publicaciones).

Solo el Primer Trueno es relevante para el contexto de estos Sellos, porque el día en que el Sexto Sello fue abierto, el 11 de septiembre de 2001, esto fue también la revelación del Primer Trueno, que anuncia el comienzo del “terror de la guerra” en el tiempo del fin. Y desde entonces ese Trueno ha sonado muchas veces, pero las personas están sordas para esto, ya que ellas no reconocen esto.

Después del Sexto Sello sigue la apertura del Séptimo Sello. Este Sello se divide en siete períodos de tiempo específicos, las Siete Trompetas, que anuncian los principales acontecimientos catastróficos del tiempo del fin, que comienzan a tener lugar. El mundo entero va a experimentar estos acontecimientos. Y si las personas saben lo que está escrito aquí, ellas sabrán exactamente lo que estará sucediendo y lo que sucederá después.

Las primeras cuatro Trompetas del Séptimo Sello anuncian el colapso de los EE.UU. En el presente capítulo voy a hablar de todas esas Trompetas y de su significado. Todo esto será explicado.

Los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta comenzarán a cumplirse cuando 10 naciones de Europa se pongan de acuerdo para participar en una guerra, la última guerra. Esto es llamado de El Primer Ay. Después de esto quedan dos Ayes todavía. Los primeros dos Ayes anuncian una destrucción descomunal. 1/3 de toda la vida en la tierra será destruido.

Cuando se cumplan los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta Cristo vendrá como Rey de reyes para reinar en el Reino de Dios. Y cuando ese acontecimiento tenga lugar, Dios pondrá fin a la Tercera Guerra Mundial.

Dios es muy ordenado y preciso en la manera cómo Él cumple Su Palabra. Todas las profecías son cumplidas con mucha exactitud. Incluso el uso del número 7, que proféticamente representa algo que está completo, revela cómo Dios pondrá fin al autogobierno de los seres humanos y establecerá el gobierno de Su Reino. Porque después de los 6.000 años de autogobierno de los seres humanos empezará el reinado de Josué el Cristo, que reinará durante 1.000 años. Y la suma de esto es 7.000 años, que es el tiempo que Dios concedió a los seres humanos. Después de esto vendrá lo que se conoce como el Último Gran Día - y también como el Juicio del Gran Trono Blanco - un período de 100 años después del Milenio.

Los Sellos del Apocalipsis comenzaron a ser abiertos en 1994. Ahora, en los tiempos que vivimos, el Séptimo Sello ya fue abierto y ya no quedan más sellos por abrir. Y esto en sí mismo grita al mundo lo cerca que estamos de la Tercera Guerra Mundial. ¡Esta guerra se acerca rápidamente!



El Séptimo Sello abierto

El Séptimo Sello fue abierto el 14 de noviembre de 2008. Y después de esto siguieron las Siete Trompetas, que fueron tocadas el 14 de diciembre de 2008. Pero los acontecimientos de la tribulación física anunciados por esas Trompetas no han comenzado a tener lugar todavía. Estos acontecimientos están siendo aplazados. Y la razón para ello es algo increíble en sí mismo.

Si usted sabe qué es esa obra que está aplazando los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas usted podrá saber y comprender muchas otras cosas. La conclusión de esa obra es lo que determina cuándo los más aterradores y catastróficos acontecimientos del tiempo del fin empezarán a tener lugar. Estos acontecimientos, que hasta ahora están siendo postergados, resultarán en la completa paralización de la nación más próspera y poderosa que el mundo jamás ha conocido: Los EE.UU. de América. Y luego después de esto empezará una guerra nuclear a gran escala, la Tercera Guerra Mundial.

Fíjese en lo que está escrito en la Biblia sobre los ángeles que tocan las primeras cuatro Trompetas.

Después de esto, vi a cuatro ángeles que estaban de pie sobre los cuatro puntos cardinales de la tierra, y que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Y vi que otro ángel, subiendo del oriente, tenía el sello del Dios vivo. Y llamó a gran voz a los cuatro ángeles a quienes les fue dado poder para hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: “¡No le hagan daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con un sello la frente de los siervos de nuestro Dios!”. Oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados...” (Apocalipsis 7:1-4).

Como he dicho antes, durante los últimos 6.000 años Dios ha estado llamando a ciertas personas, ha estado trabajando con ellas, les ha dado la oportunidad de ser entrenadas y moldeadas por Él. El propósito de Dios con esto es preparar a los futuros gobernantes que empezarán a gobernar cuando Su Reino sea establecido en la tierra cuando comience el Milenio. Unos capítulos más adelante, en el libro de Apocalipsis, está escrito que ellos serán resucitados para reinar con Josué el Cristo cuando él venga por segunda vez.

Sobre estos individuos está escrito que ellos han madurado hasta un determinado punto en su vida y han recibido el sello de Dios como parte de los 144.000 que vendrán con Cristo. Voy a hablar más sobre esto más adelante, pero por ahora es importante que usted entienda que hasta que Dios concluya esta obra y ponga Su sello en los que todavía faltan para completar los 144.000, los catastróficos acontecimientos del tiempo del fin no pueden comenzar a tener lugar. Todavía quedan algunos que deben recibir el sello de Dios para completar los 144.000.

Este sellado es algo que tiene lugar a nivel espiritual. Dios pone Su sello en la mente de aquellos a quienes Él está transformando, moldeando y formando para ocupar lugares muy específicos en Su gobierno. Y solo Dios sabe y determina cuándo una persona puede recibir Su sello. La preparación y realización de tal tarea no es algo exacto, como en un proceso. Y esto se debe al hecho de que Dios ha dado a todas las personas el libre albedrío, la libertad de elegir.

Formar una mente que puede recibir el sello de Dios es algo que solo se puede lograr cuando una persona elige aceptar lo que Dios le revela. Si una persona sigue aceptando lo que Dios le revela y se esfuerza por vivir de acuerdo con la verdad, entonces, después de un largo período de tiempo, la mente de esa persona puede cambiar, puede ser transformada, hasta el punto que Dios puede decir a esa persona lo mismo que Él dijo a Abraham: “Ahora Yo te conozco”.

Todos los 144.000, que serán resucitados a la vida espiritual para reinar con Cristo, han pasado por ese largo y difícil proceso. Su mente ha sido transformada y ellos han llegado a una convicción inamovible en lo que respeta a su fidelidad a la voluntad, al propósito y al camino de vida de Dios. El camino de vida de Dios es el camino que produce sensatez y que conduce a la paz, a la prosperidad y a la plenitud en la vida. No se trata de algo hipócrita y falso como lo que algunos seguidores de ciertas religiones suelen exhibir.

La verdad es que Dios ha estado trabajando para preparar a 144.000 individuos que van a gobernar con Cristo en Su Reino. Y solo Dios puede saber cuando cada una de esas personas recibe Su sello, porque Él es quien realiza esta obra. Y por esta razón nadie puede saber la fecha exacta o la hora de la venida de Cristo.

¡Pero hay algo que usted sí puede saber! El hecho de que vivimos en los tiempos cuando los catastróficos acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas están siendo postergados debería ser algo alarmante. No debería ser difícil comprender que estos acontecimientos no serán postergados por mucho más tiempo, porque pronto la obra de sellar a los pocos que faltan para completar los 144.000 quedará concluida. Y entonces los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas empezarán a tener lugar. El hecho de que todos los Siete Sellos ya hayan sido abiertos y que ahora solo queda por cumplir una gran devastación, que puede desatarse en cualquier momento, lo dice todo: ¡Estamos en la fase final del tiempo del fin!



LAS PRIMERAS CUATRO TROMPETAS:



Revelación sobre la parálisis de los EE. UU.

Las primeras cuatro Trompetas del Séptimo Sello anuncian la destruición de los EE.UU. de América. Esa nación ha sido la nación más poderosa en el tiempo del fin, y el objetivo de los acontecimientos anunciados por estas cuatro Trompetas es poner fin a su dominio, influencia y poder en este mundo. EE.UU. será la primera nación que Dios va a humillar, porque es la nación a la que Dios ha dado más oportunidades de escuchar a Él. Pero, como esa nación no ha dado oídos a Dios, el proceso a través del cual los EE.UU. serán humillados será algo muy difícil para esta nación.

Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda también sentirán el impacto de los acontecimientos anunciados por estas cuatro Trompetas, y también sufrirán mucho con todo esto. Pero el alcance de su sufrimiento depende de cómo cada país responda a Dios cuando los acontecimientos anunciados por la Primera Trompeta se hagan realidad. Si esas naciones no escuchan a Dios cuando los acontecimientos anunciados por cada una de esas Trompeta comiencen a tener lugar, esto solo multiplicará su propio sufrimiento.

Las Siete Trompetas fueron tocadas el 14 de diciembre de 2008, pero solo más tarde Dios reveló que los catastróficos acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas estaban siendo postergados, porque no todos los 144.000 habían recibido el sello de Dios todavía. Pero cuando todos ellos hayan recibido el sello de Dios, entonces la destruición de los EE.UU. comenzará. E inmediatamente todo el mundo se dará cuenta de lo que estará pasando. Esto será mucho más rápido que cuando los acontecimientos del 11 de septiembre tuvieron lugar.

Cuando estos acontecimientos comiencen a tener lugar, esto en realidad será el comienzo de la Tercera Guerra Mundial. Poco después de esto las naciones comenzarán a intercambiar ataques con armas nucleares y comenzará una guerra nuclear a nivel mundial.

En el capítulo 7 del libro de Apocalipsis Dios revela la obra más importante en todo Su plan, que primero debe ser concluida, antes de que Él permita que los acontecimientos anunciados por las Trompetas comiencen a tener lugar y comience esa gran destrucción. El gobierno de Dios debe estar completo y listo primero, antes de que Dios pueda poner fin a los gobiernos del mundo.

En el capítulo 8 del libro de Apocalipsis esos acontecimientos son descritos en un lenguaje profético. Esos acontecimientos causarán la destrucción de los EE.UU., la primera nación en ser destruida. Y todo esto empezará cuando los acontecimientos anunciados por la Primera Trompeta empiecen a tener lugar.

El primer ángel tocó la trompeta, y se produjo granizo y fuego mezclados con sangre, y fueron arrojados sobre la tierra. Y la tercera parte de la tierra fue quemada, y la tercera parte de los árboles fue quemada, y toda la hierba verde fue quemada. (Apocalipsis 8:7)

Esto será explicado con más detalles en el capítulo 7 del presente libro, pero los primeros cuatro Sellos del Apocalipsis revelan acontecimientos separados que tuvieron lugar uno detrás del otro y que culminaron en los acontecimientos revelados por el Cuarto Sello. Los acontecimientos revelados por los tres primeros Sellos continuaron teniendo lugar y su poder destructivo solo fue creciendo. La destrucción causada por los acontecimientos anunciados por los tres primeros Sellos se fue multiplicando y culminó en lo que es revelado por el Cuarto Sello.

Y lo mismo va a pasar con los acontecimientos anunciados por estas cuatro primeras Trompetas del Séptimo Sello.

Los acontecimientos anunciados por la Primera Trompeta comienzan con algo que Juan describe como “un gran fuego que fue arrojado a la tierra”. Luego Juan dice que ese fuego estaba mezclado con mucha sangre. Esto se refiere a los armamentos modernos, que cuando explotan parece fuego en el cielo y destruyen todo en su trayectoria. Esas armas no destruyen solamente a seres humanos y animales en su trayectoria, pero también a toda forma de vegetación.

Y usted debe entender que aquí no dice que esas cosas tendrán lugar en todo el territorio de esa nación, pero que esto es lo que va a pasar en los lugares que esas bombas sean lanzadas.

En la profecía Dios no revela de dónde vendrá este ataque y tampoco quién estará detrás de esto. Dios solo revela que esto es lo que sucederá a la nación más poderosa que el mundo jamás ha conocido.

Los acontecimientos anunciados por la Segunda Trompeta, que son descritos a continuación, van a tener lugar no mucho tiempo después de esto. El lenguaje profético usado aquí muestra que esto puede suceder simultáneamente. Y, de acuerdo con su descripción, lo que Juan vio va suceder en las ciudades portuarias.

El segundo ángel tocó la trompeta. Y algo como un gran monte ardiendo con fuego fue lanzado al mar. Y la tercera parte del mar se convirtió en sangre; y murió la tercera parte de las criaturas vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de los barcos fue destruida. (Apocalipsis 8:8-9)

¿Cómo podía una persona que vivió a casi 2.000 años atrás describir acontecimientos catastróficos que tendrán lugar como consecuencia del uso de las armas más poderosas que existen en esta era moderna? Si una persona tuviera que describir un acontecimiento como este, que tiene lugar en una ciudad portuaria en los días de hoy, ¿describiría ella esto como “una montaña en llamas que fue arrojada al mar”?

Lo que Juan describe es la destrucción de importantes ciudades portuarias de los EE. UU., como resultado de los acontecimientos anunciados por la Segunda Trompeta. Muchos barcos serán destruidos. Y esto implica un doble cumplimiento de esas cosas. Primero un ataque destructivo contra el comercio mundial y luego un descomunal ataque contra una poderosa fuerza naval.

Juan dice aquí que a consecuencia de esto la tercera parte de las criaturas vivientes que están en el mar van a morir, haciendo con que las aguas se conviertan en sangre. Y a continuación Juan describe los acontecimientos anunciados por la Tercera Trompeta.

El tercer ángel tocó la trompeta. Y una gran estrella, ardiendo como una antorcha, cayó del cielo sobre la tercera parte de los ríos y sobre las fuentes de agua. El nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo. Y muchos hombres murieron porque las aguas se volvieron amargas. (Apocalipsis 8:10-11)

En cada uno de los casos aquí Juan describe lo mejor que puede lo que él vio. Aquí él describe esto como una estrella, algo como una luz brillante, ardiendo como una antorcha.

Esto causará la destruición de toda vida en los ríos y contaminará 1/3 de todas las aguas en los lugares de ese país donde esto va a ocurrir. La descripción de estos acontecimientos es simplemente un resumen de la condición general de destrucción, que se multiplica. Cada trompeta anuncia la destrucción de algo específico, pero todo esto está vinculado al mismo acontecimiento, que es anunciado por la Cuarta Trompeta.

El cuarto ángel tocó la trompeta. Y fue herida la tercera parte del sol, la tercera parte de la luna y la tercera parte de las estrellas, de manera que se oscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba el día durante una tercera parte, y también la noche de la misma manera. Miré y oí volar un águila por en medio del cielo, diciendo a gran voz: “¡Ay, ay, ay de los que habitan en la tierra, por razón de los demás toques de trompeta que los tres ángeles aún han de tocar!” (Apocalipsis 8:12-13).

Los acontecimientos anunciados por la Cuarta Trompeta son la culminación de efecto de los acontecimientos anunciados por las primeras tres Trompetas. Esto incluye aún más destrucción vendrá a seguir. Esa destrucción será el resultado de los acontecimientos anunciados por las primeras tres Trompetas y es algo que tendrá lugar en regiones específicas en las que estas armas serán usadas.

La Cuarta Trompeta revela que en las regiones de los EE.UU. en las que estos acontecimientos tendrán lugar la cantidad normal de luz solar se reducirá en 1/3. Y debido a esto las condiciones climáticas se verán muy alteradas, porque la luz solar no será suficiente como para calentar la superficie de la tierra. El sol ya no fomentará los ciclos normales de crecimiento como antes.

La falta de luz solar comenzará a afectar a otras naciones del mundo también. Esas regiones también sufrirán los efectos de lo que va a suceder en los EE.UU. La destrucción causada por los acontecimientos anunciados por esas cuatro Trompetas tendrá como resultado una gran hambruna en muchas naciones del mundo. Muchas naciones dependen de productos que son cultivados en los EE.UU. Los efectos de los acontecimientos anunciados por la Cuarta Trompeta resultarán en la muerte de decenas de millones de personas.

Por la manera como estos acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas son descritos, es bien posible que sus efectos sean el resultado de un ataque de pulso electromagnético (EMP por sus siglas en ingles). Un ataque de pulso electromagnético sumado al uso de armas nucleares en algunas ciudades importantes - incluidas algunas ciudades portuarias - podría paralizar a esas ciudades durante un tiempo.

Algunos científicos han intentado calcular cuales podrían ser los efectos de un ataque de pulso electromagnético en la parte central de los EE. UU. Dado que ese tipo de armas - que pueden ser detonadas en la atmosfera sobre una determinada región - nunca fueron utilizadas antes, sus efectos son solamente una estimativa. Porque, debido a la dependencia de la tecnología moderna, que se utiliza en todos los EE. UU., los efectos de algo así pueden ser mucho más devastadores

Un ataque estratégico con tres o más de esas armas puede paralizar totalmente una nación, de maneras las personas no pueden siquiera comenzar a imaginar. Un ataque con esas armas puede hacer con que todos los vehículos motorizados dejen de funcionar. Los conductores perderían el control de sus vehículos, lo que causaría grandes accidentes en las carreteras. Y también los aviones pueden caer durante el vuelo.

Un ataque de pulso electromagnético también puede destruir la mayoría de los dispositivos electrónicos y de los dispositivos controlados electrónicamente. Con esto solamente toda la nación quedaría paralizada de la noche a la mañana, ya que esto causaría muertes a una escala inimaginable. Imagínese que las fuerzas armadas, todas las comunicaciones, los hospitales, los servicios de emergencia, las redes eléctricas, el suministro de gas, las fabrica, las empresas, las gasolineras, los supermercados y tiendas de alimentación, los centros financieros, el suministro de agua, la gestión de residuos y todo lo demás quedase temporalmente paralizado. Y con “temporalmente” yo no me refiero a solamente unas pocas semanas, porque el efecto de algo así puede durar muchos meses.

Esto para no hablar de la destrucción causada por en uso de armas nucleares en unas pocas ciudades. Las personas no pueden siquiera comenzar a comprender lo vulnerable que es el mundo y que ese tipo de destrucción puede ocurrir en cualquier nación y en cualquier momento.

No es tan difícil coordinar un ataque así en esa era de misiles hipersónicos, de submarinos que pueden ser utilizados como plataforma para lanzar misiles cerca de las principales ciudades y así no darles tiempo para responder a esto. Y tampoco es difícil bombardear con armas nucleares a los satélites de cualquier nación y perpetrar ataques de pulso electromagnético en cualquier momento.

Independientemente de la forma y el momento exacto en que esto ocurra, el resultado de los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas será que primero los EE.UU. quedarán paralizados debido a un ataque nuclear a pequeña escala.



Más destrucción que vendrá sobre los EE. UU., después de que esa nación quede paralizada

La parálisis de los EE.UU. tendrá como consecuencia un gran vacío de poder en el mundo. Las naciones empezarán a competir para ver cual de ellas va a llenar ese vacío de poder. Muchas naciones del mundo, cuyos gobiernos y poblaciones han sido mantenidos a raya debido a la influencia de los EE.UU. y sus aliados más cercanos, estarán decididas a imponer su propia voluntad sobre los demás. Piense en naciones que han tenido disputas sobre fronteras y territorios durante muchísimo tiempo, naciones con disputas religiosas y políticas, que nunca se han resuelto. ¡Entonces ya no habrá nadie que les mantenga a raya!

En los últimos siete años la decadencia moral, la arrogancia y la deshonestidad solo han aumentado en los EE.UU. Recientemente Dios ha revelado que, debido a la maldad que campa a sus anchas en esta nación, ella ahora sufrirá mucho más de lo que sufriría si esos acontecimientos proféticos hubiesen tenido lugar en 2012.

La corrupción y la insensatez de muchos líderes y de gran parte de la población han crecido tan rápido que AHORA la destrucción y la muerte que vendrán sobre esa nación serán mucho más graves. Las disensiones, el odio, las noticias falsas, la calumnia, la perversión, la codicia, todo esto solo ha aumentado. La mente de las personas está tan corrompida que ahora Dios va a permitir que más destrucción venga sobre esa nación, a consecuencia de los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas.

El orgullo de las personas se ha multiplicado tanto durante los últimos siete años, que su negativa en escuchar a Dios se ha vuelto más rotunda y la mente de las personas está cada vez más firme en su decisión de ir en contra de Dios. Pero mismo después que esta destrucción comience, esa nación todavía puede cambiar y puede comenzar a dar oídos a Dios. Si las personas hacen esto ellas van a sufrir mucho menos los efectos de los acontecimientos anunciados por las demás Trompetas. Porque mucho más sufrimiento vendrá después de esto. La parálisis de los EE. UU. será solo el comienzo, porque la profecía habla de una destrucción mucho mayor y mucho más catastrófica.

En el libro de Apocalipsis Dios revela que en el tiempo del fin Él iba a enviar dos testigos, que trabajarían lado a lado para llevar Su advertencia a las naciones, comenzando con los EE.UU. Después de los acontecimientos anunciados por estas cuatro Trompetas, la magnitud del sufrimiento y el número de muertes dependerá de cómo las personas comenzarán a responder a todo esto.

Dios puso toda la esperanza para los EE.UU. en las manos de Sus dos testigos, y ha dado solamente a ellos el poder para ayudar a liberar a esa nación. El alcance de la destrucción que vendrá sobre esa nación depende únicamente de si esa nación se humillará o no y de su disposición en escuchar a los dos testigos de Dios.

Dios revela que si esa nación no escucha acontecimientos catastróficos como desastres naturales y plagas pueden tener un efecto tan devastador como los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas. Estos desastres naturales pueden causar más destrucción que las armas nucleares, que para entonces ya habrán sido usadas contra esa nación. Todo depende de la respuesta de las personas a Dios y a aquellos que Él ha enviado a esa nación. El destino del pueblo de los EE.UU. está únicamente en sus propias manos y depende de si ellos pueden o no humillarse muy rápidamente cuando todo esto comience.

Mientras usted lee sobre de estos acontecimientos del tiempo del fin, que pronto comenzarán a tener lugar en todo el mundo, recuerde que entonces una importante transición tendrá lugar en este mundo. Dios permite que los seres humanos empiecen un inevitable de proceso de auto destruición. Todos estos acontecimientos que han sido profetizados deben suceder, porque solo así se producirá el tipo de cambio necesario para que el Reino de Dios pueda ser establecido cuando Su Hijo venga para reinar. Y quizá ahora esto pueda parecer difícil de entender, pero todo quedará mucho más claro a medida que usted sigue leyendo.

Dios permite que los seres humanos sean confrontados con la posibilidad de la auto aniquilación. Porque es a través de esa experiencia que los seres humanos pueden ser llevados a un cambio en su propia naturaleza. Dios sabe hasta qué punto esta experiencia debe llegar para poner fin al autogobierno de los seres humanos y así ellos puedan desear, aceptar y apoyar a Su gobierno cuando éste sea establecido.

EE.UU. será la primera nación a sufrir una enorme destrucción como consecuencia de los acontecimientos del tiempo del fin. Los acontecimientos anunciados por las primeras cinco Trompetas van directamente dirigidos a esa nación. Y, una vez más, esto es algo profético. Porque esa nación ha recibido grandes riquezas y mucho poder por parte de Dios, más que cualquier otra nación en la tierra a lo largo del tiempo. Pero también es la nación que más se ha rebelado contra Dios. Esa nación no ha dado oídos a Dios. Mismo siendo la nación que ha tenido más oportunidades de escuchar a Dios en los últimos 70 años.

Tanto el gobierno como el pueblo de los EE.UU. no reconocieron al Sr. Herbert W. Armstrong como el apóstol de Dios y mucho menos han dado oídos a sus advertencias. ¡Todo lo contrario! Lo que hizo el gobierno de los EE.UU. a finales de la década de 1970 fue intentar tomar el control de la Iglesia y destruir a la Iglesia de Dios, de la cual el Sr. Armstrong era el Apóstol de Dios. Y en 2012 ellos intentaron destruir la Iglesia de Dios nuevamente. Y Dios no toma a la ligera una afrenta tan directa a Él.

Pero los EE.UU. y/o su población pueden comenzar a humillarse y a escuchar a Dios, si ellos así lo desean. Esto es algo que Dios profetizó a mucho tiempo atrás. Dios ha dado a los EE.UU. grandes oportunidades de dar oídos a Sus advertencias sobre este tiempo del fin. Más que a cualquier otra nación del mundo. Y es por eso que usted puede estar seguro de que Dios va a humillar a los EE.UU. Es debido a su orgullo que esa nación está al borde de un colapso económico. Y ese colapso económico va a producir un colapso global. Y será principalmente esto lo que va a desencadenar los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas.

La profecía revela que, además de la destrucción causada por los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas los EE.UU. también comenzarán a experimentar las plagas y la devastación anunciadas por los Truenos, que, como ha sido profetizado, seguirán intensificándose hasta que esa nación comience a dar oídos a Dios. Esto es algo que, en gran parte, será determinado por los dos testigos de Dios para el tiempo del fin.

Cuanto más los EE.UU. insistan en su orgullo, más esa nación sufrirá. Hasta que sea completamente humillada. Esta es la sentencia del juicio de Dios. Dios ha determinado hasta que punto los EE. UU. deben ser humillados.

Esto se puede comparar a lo que Dios hizo para humillar a Faraón en los tiempos de Moisés. Dios humilló a todo Egipto para poder liberar a Israel del domino de esta nación. Egipto y todo su pueblo han pagado muy caro por su orgullo. La mayor parte de los cultivos de Egipto fueron totalmente destruidos. La mayor parte de sus rebaños fueron destruidos. Y también todos los primogénitos de Egipto murieron. Al final el Faraón y todo su ejército fueron destruidos en el Mar Rojo. El orgullo es un gran mal, y un obstinado enemigo de la razón.



LA QUINTA TROMPETA: ¡El primer Ay!

Aunque la devastación que sigue a los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas resultará en una inimaginable destrucción y en la muerte de cientos de miles de personas (quizá muchas más), en el último versículo del capítulo 8 de Apocalipsis hay un aviso sobre acontecimientos mucho peores que seguirán rápidamente a esto. Una vez que se empiece a usar armas nucleares contra cualquier importante nación, seguro que a esto seguirá una guerra nuclear de mucho mayor envergadura.

Seguí mirando, y oí un águila que volaba en medio del cielo y gritaba fuertemente: “¡Ay! ¡Ay! ¡Ay de los habitantes de la tierra cuando suenen las tres trompetas que los últimos tres ángeles están a punto de tocar!” (Apocalipsis 8:13).

La expresión ¡ay! se refiere a los graves efectos de todo esto, que serán mucho, mucho más destructivos en todo el mundo. Hay tres ayes. Y estos ayes se refieren a lo que pasará cuando los acontecimientos anunciados por las últimas tres Trompetas tengan lugar. Estos ayes tienen que ver con la ejecución de la sentencia del juicio de Dios sobre los seres humanos, porque ellos se niegan a dar oídos a Dios.

Entonces los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta empezarán a tener lugar y el Primer Ay se cumplirá. Esta Trompeta es descrita en términos muy específicos para enfatizar el tipo de destrucción que comenzará a tener lugar en la tierra. Destruición que será muchas veces mayor que la destrucción que vendrá sobre los EE.UU. como resultado de los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas. Esto resultará en el comienzo de una guerra nuclear a gran escala: la Tercera Guerra Mundial. En realidad, esa guerra ya habrá comenzado cuando los EE.UU. sean atacados. Pero lo que sucederá entonces será algo de poca importancia comparado a lo que va a suceder después.

Los acontecimientos anunciados por esta Quinta Trompeta pueden ser difícil de entender, porque algunos de ellos tienen que ver con la Iglesia de Dios y ya se han cumplido. El resto de esos acontecimientos anunciados por esa Trompeta, que no se han cumplido todavía, tendrán lugar cuando Satanás sea liberado de su confinamiento espiritual, como he mencionado antes. Será entonces cuando Satanás podrá usar todo su poder para llevar al mundo a una guerra nuclear global. Él convencerá a diez naciones de la Unión Europea a usar armas nucleares, algo que ahora es inimaginable.

En la década de 1950 el Sr. Armstrong entendió que 10 naciones de Europa se levantarían y usarían armas nucleares en una tercera guerra mundial. Pero lo que no estaba claro era cómo todo esto iba a tener lugar. Hasta ahora.

Es fácil quedarse perdido en medio a todo lo que es revelado en las profecías sobre los acontecimientos anunciados por esta Quinta Trompeta. Y por eso voy a explicar lo que es profetizado en estos versículos. Se trata del último resurgimiento en Europa del antiguo profético imperio europeo. El objetivo principal de ese último resurgimiento es cumplir con precisión un tiempo profético. Y esto se intensificará hasta resultar en un conflicto nuclear entre las naciones.

Será entonces cuando Dios va a intervenir para evitar que esa guerra llegue a proporciones apocalípticas. Guerra que los seres humanos inevitablemente empezarán y que destruirá toda la vida en la tierra si Dios no interviene. Pero Dios va a intervenir en un momento muy específico para poner fin a la Tercera Guerra Mundial. Pero antes de esto Dios va a intervenir en algunos acontecimientos en este mundo y va a trabajar a través de ciertos acontecimientos del tiempo del fin para lograr un cambio en la naturaleza humana y en la actitud de las personas. Para ayudar a las personas a alejarse del mal y acercarse a lo que correcto.

Para comenzar este proceso Dios permitirá en un momento muy específico que diez naciones se levanten en Europa. Y esto hará con que esta última guerra llegue a proporciones tan grandes que Dios tendrá que intervenir para salvar a la humanidad del auto exterminio. Dios ha revelado que Él intervendrá justo en el momento en que esta guerra alcance tales proporciones y que 1/3 de toda la vida en la tierra será destruido. Porque si Dios no interviene los seres humanos destruirán toda la vida en la tierra.

Recuerde que no es Dios quien lleva a los seres humanos a la guerra. Los seres humanos de por sí mismos siempre están en guerra. Y es solo una cuestión de tiempo antes de que empiece una tercera guerra mundial, una guerra nuclear global. Y si Dios no interviene los seres humanos se auto exterminarán. Pero Dios va a intervenir y va a impedir que esto ocurra. Dios sabe lo que es mejor para los seres humanos y Él ha elegido intervenir en este momento en el desarrollo de los seres humanos para ayudarlos a verse a sí mismos de una manera realista. Dios sabe lo que es necesario para humillar a los seres humanos a la humidad. Dios sabe precisamente cuanto los seres humanos tendrán que sufrir como consecuencia de sus propias acciones para que ellos finalmente empiecen a buscar a Él.

El quinto ángel tocó la trompeta. Y vi que una estrella había caído del cielo a la tierra, y le fue dada la llave del pozo del abismo. Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como el humo de un gran horno; y fue oscurecido el sol y también el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra, y les fue dado poder como tienen poder los escorpiones de la tierra. (Apocalipsis 9:1-3)

Dios revela que Él liberará a Satanás una vez más del confinamiento espiritual en el que él ha sido mantenido desde que terminó la Segunda Guerra Mundial. Dios le impide usar todo su poder; poder que él usa para causar gran destrucción y la guerra. Él es el destructor. Pero él no puede usar todo su poder, ya que su poder ha quedado restringido durante gran parte de la historia de la humanidad.

Las langostas mencionadas aquí simbolizan grandes ejércitos y los escorpiones simbolizan el poder que esos ejércitos poseen para atacar rápidamente. Nunca antes los ejércitos de las naciones han tenido a su disposición el tipo de poder que ellos tienen hoy en día, debido a la tecnología moderna. Especialmente el poder de las armas nucleares.

Antes cuando he hablado de los acontecimientos anunciados por la Cuarta Trompeta, he dicho que los EE. UU. sufrirán ataques de armas nucleares y que el resultado de esto será que 1/3 de la luz del sol ya no podrá llegar a la superficie de la tierra en los lugares donde estas armas serán usadas. El hecho de que la luz del sol no pueda llegar a la superficie de la tierra afectará no solamente a gran parte de los EE. UU. pero también a otras regiones del mundo, aunque en menor grado.

Los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta resultarán en un mayor oscurecimiento en la atmósfera por falta de la luz del sol, pero esta vez esto tendrá lugar en grandes partes del mundo. Esto causará grandes estragos y mucha destrucción en la tierra. Algo que puede fácilmente resultar en la muerte de cientos de miles de personas. Porque esto causará enormes daños en la agricultura, lo que tendrá como resultado grandes hambrunas. Otra consecuencia de esto es que las temperaturas caerán provocando un frío extremo en muchas regiones del planeta.

El cumplimiento profético de estas 10 naciones de Europa tendrá lugar cuando ellas se pongan de acuerdo para usar el arsenal nuclear que ellas tienen bajo su control. Porque, aunque la alianza entre estas naciones será débil - como los dedos de la estatua que eran de hierro mezclados con barro – esas naciones tienen mucho poder debido al hierro de esa mezcla. Poder que ellas pueden usar.

Estamos muy cerca del momento cuando se cumplirá lo que está escrito en estos versículos. Usted debe entender que aun no ha quedado establecido cuales serán las 10 naciones que formarán esa alianza. Aunque 10 naciones ya han firmado un tratado militar, una o más de ellas aún pueden decidir no participar de esto. Pero cuando este acontecimiento tenga lugar habrá exactamente 10 naciones en Europa que se pondrán de acuerdo y cumplirán esta profecía.

La verdad es que solo hay un par de escenarios posibles, que encajan en el desarrollo de los acontecimientos proféticos anunciados por esta Quinta Trompeta. Dios no ha revelado cual será la motivación y lo que hará cada una de las naciones involucradas en esto, pero la mayoría de las naciones que estarán involucradas en esto ya son conocidas. Independientemente de cuales naciones estarán involucradas en esto y de cómo ellas estarán involucradas en esto, la destrucción causada será enorme. De esto usted puede estar seguro.



¿A quién atacará Europa?

La pregunta es: ¿Contra quien esas 10 naciones de Europa van a usar armas nucleares?

Cuando Europa se sienta presionada a usar armas nucleares, el mundo quedará en estado de shock, estará horrorizado. Muchos se recuerdan cuánta conmoción los acontecimientos del 11 de septiembre han causado en todo el mundo, pero esto será muchísimo peor. Esta vez EE.UU. será atacado con armas nucleares y quedará completamente paralizado. Esta nación no podrá responder adecuadamente a lo que va a suceder a causa de los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas.

La profecía no revela quién va a atacar a los EE. UU. primero. Puede que sea algún estado paria o una nación más poderosa haciéndose pasar por un estado paria. Lo que es evidente es que ninguna de las grandes naciones haría esto directamente.

Sin embargo, después de la destrucción causada por los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas el mundo va a esperar a ver si los EE. UU. podrán responder a ese ataque contraatacando, aunque sea de una manera muy limitada. Y aunque no es revelado si los EE. UU. podrán contraatacar o no al responsable del ataque, queda claro que el siguiente importante acontecimiento que tendrá lugar será lo que es anunciado por esta Quinta Trompeta.

Las profecías dejan muy claro que entonces Europa va a perpetrar un ataque muy fuerte y efectivo contra los EE.UU. Pero, ¿cómo tal cosa podría suceder? ¿Y por qué? En estos momentos es impensable que Europa pueda hacer algo así. Esto es algo realmente inimaginable. Tanto que la mayoría de las personas no creerá que esto pueda tener lugar hasta que esto realmente suceda.

La profecía anunciada por la Quinta Trompeta se refiere principalmente a 10 naciones en Europa que se levantarán contra los EE.UU. Pero las razones por las cuales esas naciones harán esto es algo que no ha sido revelado del todo todavía. Solo hay unos pocos escenarios posibles que encajan en la decisión de esas 10 naciones de usar su arsenal de armas nucleares. ¡Algo que ellas harán!

La Biblia revela que como resultado de los acontecimientos anunciados por esta Quinta Trompeta habrá mucha destrucción y muchas personas morirán en los EE.UU. Esto puede resultar en la destrucción de 1/3 de todas las plantas, animales y de vidas humanas. La respuesta del pueblo de los EE. UU. a Dios, después que estas armas nucleares sean usadas contra ellos, determinará la extensión de la destrucción que ellos experimentarán.

Como resultado de los acontecimientos anunciados por las primeras cuatro Trompetas, EE.UU. recibirá un terrible golpe que va a paralizar temporariamente su infraestructura. Y debido a esto esta nación será incapaz de responder de la manera adecuada a los responsables por ese ataque. Como he dicho antes, ese ataque puede venir de un estado paria que usará solo un par de armas nucleares, incluyendo un o más ataques de pulso electromagnético. Esto sería una pesadilla para la infraestructura, para las comunicaciones, para el transporte, para el comercio y para muchas otras áreas. Esto causaría la pérdida de muchas vidas humanas.

Un ataque nuclear tan limitado no cumple con otras profecías que predicen la destrucción de 1/3 de esa nación. Pero el acontecimiento anunciado por la Quinta Trompeta cumple con esto. Sin embargo, un ataque limitado puede cumplir la profecía anunciadas por las primeras cuatro trompetas, que dice que 1/3 de todas las plantas, animales y de las vidas humanas serán destruidas en los lugares donde esas bombas serán lanzadas.

Cuando algo totalmente inesperado ocurra de una manera tan rápida y sin que se sepa de donde esto vino, el pánico cundirá entre las naciones del mundo. Todos tendrán miedo de lo que podrá pasar después de esto. Las personas probablemente se preguntarán cuánto tiempo los EE. UU. necesitarán para recuperarse y contraatacar y a quién los EE.UU. atacarán. Otro problema es que si los EE. UU. contraatacan usando armas nucleares contra su agresor, entonces las naciones de Europa se verán obligadas a decidir qué es lo mejor para sus propios intereses.

Si Europa piensa que China o Rusia, o ambos, pueden estar detrás de un ataque de este tipo contra EE.UU., eso podría hacer con que Europa se vea obligada a tomar una decisión muy difícil. Pero no hay nada en la profecía que señale a la participación de China y Rusia antes que los acontecimientos anunciados por la Sexta Trompeta tengan lugar.

Por otro lado, si el ataque a los EE.UU. es perpetrado por una nación que tiene estrechas relaciones con China o Rusia, la mayor preocupación de Europa será lo que China y Rusia podrían hacer contra ellos.

En todos esos escenarios la pregunta es: ¿Qué pasaría si EE. UU. perpetra un ataque a gran escala con armas nuclear contra Rusia y China tan pronto como pueda? En tal caso estas 10 naciones europeas podrían llegar a la conclusión de que, si EE.UU. pudiese hacer algo así, probablemente Rusia y China se sentirían obligadas a reaccionar rápidamente para evitar que esto pase. Y Europa no estaría equivocada en pensar que Rusia y China también podrían atacar a algunas naciones europeas. Naciones que podrían ser consideras como aliados de los EE. UU. especialmente teniendo en cuenta que la sede de la OTAN está en Europa.

Si una nación - o grupo de naciones - ve claramente que está siendo impelida a una guerra nuclear, ¿cuáles son sus opciones? Si una nación cree que en tal escenario armas nucleares serán usadas contra sus ciudades, quizá lo primero que ella considere es evitar tal cosa adjudicándose la tarea de acabar totalmente con la mayor potencia militar que el mundo jamás ha conocido, mientras pueda hacerlo.

¿Podrían ellos pensar que sería mejor atacar a los EE.UU. para impedir un ataque de Rusia y China, y así evitar una guerra nuclear en todo el mundo?

Es fácil llegar a la conclusión de que una elección como esta sería lo más fácil, ya que esta parecer ser la elección que podría aportar el mejor resultado. Tal elección podría evitar un ataque con armas nucleares en su propio territorio. Esto ayudaría a restringir un mal mayor, limitando la amenaza de la radiación al continente americano, que está unos 7.500 kilómetros separado de Europa. Seguro que para ellos esto sería una mejor opción que una enorme destrucción causada por la radiación en los países europeos. Esto sin mencionar la gran cantidad de personas que pueden morir en su continente.

¿Es posible que un escenario tan impensable se convierta en la realidad entre las 10 naciones de este último resurgimiento de ese profético Imperio Europeo? Hay otras profecías sobre este último resurgimiento que muestran la clara posibilidad de que esto suceda.

Sea cual sea el escenario, la realidad es que los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta revelan que 10 naciones en Europa usarán parte de su arsenal nuclear para evitar que los EE.UU. se recuperen del ataque perpetrado contra ellos. Y el ataque de Europa será mucho más devastador que el primer ataque porque eso no solo paralizará toda la nación, pero también hará con que sea imposible que esa nación pueda recuperarse en las próximas décadas.



La fealdad de la guerra

Es inevitable que las principales potencias mundiales en este tiempo del fin se involucren en una destrucción tan grande que tendrá lugar en esta tierra. Algunas naciones van a causar mucha destrucción y muerte con el arsenal que poseen. Esas naciones son mencionadas en la Biblia. (No por sus nombres de ahora, pero por los nombres que eran conocidas en los tiempos del Antiguo Testamento). Pero también otras naciones, que no son específicamente mencionadas en la Biblia, estarán involucradas en esa última guerra mundial. Lo que pasa es que algunas naciones tienen un papel más importante que otras en todo esto.

Todos los países que posean armas nucleares las usarán. Excepto quizá los EE.UU. Esta guerra va a despertar mucho miedo entre las naciones del mundo. Un tipo de miedo que el mundo jamás ha sentido. Las personas van a sentir miedo porque se darán cuenta de que los seres humanos pueden llegar a la auto extinción. La humanidad nunca había sido confrontada con tal posibilidad antes. Esta gran guerra tiene que causar ese tipo de miedo en las personas, tiene que causar toda esa destrucción, antes de que las personas comiencen a ver a sí mismas de manera realista y comiencen a aborrecer la fealdad de su naturaleza humana egoísta.

Por más horrible que todo esto parezca, esto en realidad va a ayudar a los seres humanos. Dios revela que los acontecimientos que tendrán lugar son necesarios para llevar a los seres humanos a la humildad y para despertar en las personas un verdadero deseo de cambiar su propia naturaleza.

Ha sido horrible para Dios tener que ver a Su propia creación matarse y destruirse como los seres humanos han hecho unos a otros durante casi 6.000 años. Durante todo este tiempo Dios ha estado mostrando continuamente a los seres humanos el camino que lleva a la verdadera paz y a la prosperidad. Sin embargo, los seres humanos siempre han rechazado las instrucciones de Dios y han elegido vivir de una manera que solo trae infelicidad, sufrimiento, guerras y destrucción de vidas; hasta el punto en que niños y personas inocentes se convierten en victimas de todo esto.

Dios no puede intervenir antes para poner fin a esta última guerra y salvar la vida de tantas personas inocentes en el mundo, porque entonces los seres humanos nunca aprenderían lo que deben aprender. Los seres humanos tienen que aprender esas lecciones pasando por sufrimientos que ellos causan a sí mismos para poder tener paz abrazando el camino de vida de Dios. El plan de Dios, en Su misericordia, es que todos los que han vivido y han sufrido bajo el dominio de la naturaleza humana egoísta puedan vivir una segunda vida física en Su mundo. Es triste que los seres humanos solo puedan aprender por las malas. Los propios seres humanos son los responsables por la muerte de las personas y no Dios. Dios permite que las personas cometan errores para que ellas puedan aprender de esos errores. De la misma manera que los padres a menudo tienen que hacer con sus hijos.

Cuando las personas vean los horrores de una guerra nuclear ellas finalmente comenzarán a desear cambiar sus caminos (su manera de vivir) y la corrupción de este mundo. Ellas comenzarán a ver lo que Dios les ofrece y querrán abrazar esto: la verdadera paz para siempre.

Una vez que Dios intervenga y ponga fin a esa guerra las personas comenzarán a cooperar unas con otras como nunca ha sido posible antes. Ellas apoyarán con gusto la nueva era que comenzará para los seres humanos, donde todos verán la guerra como lo que realmente es. Esto será el comienzo de un cambio en la naturaleza humana; algo que no puede ocurrir de ninguna otra manera.

Dios va a intervenir y va a comenzar a mostrar a los seres humanos el camino que lleva a la verdadera paz. Dios hará esto en un momento cuando las personas realmente querrán escuchar lo que Él dice. Entonces la guerra ya no será ensalzada en las naciones. Ser militar ya no será visto como algo heroico o patriótico. Ya no habrá militares o ejércitos en ningún lugar del planeta. Los niños ya no jugarán con juguetes que son fabricados con el explícito propósito de enseñarles a matar o luchar en una guerra. Ya no habrá videojuegos que impulsan a la guerra y que hacen con que los niños piensen en ir a la guerra o en matar y destruir a otros. Los libros y las películas ya no idealizarán la guerra o la muerte de otros que son considerados como nuestros enemigos.

Las personas habrán aprendido porque ellas verán la fealdad de la guerra. Las naciones aprenderán a cooperar unas con otras en todos los aspectos de la vida. Y esto será reforzado por el hecho de que solo habrá un gobierno en todo el mundo: el gobierno de Dios. Las personas ya no tendrán la necesidad de crear algo como las “Naciones Unidas”. Esa idea en sí misma ha resultado ser infructuosa ya que ha sido imposible lograr la paz porque los gobiernos de los seres humanos son egocéntricos, arrogantes, están divididos y llenos de prejuicios.

Esta última guerra, la Tercera Guerra Mundial, será de hecho la guerra que pondrá fin a todas las guerras.



LA SEXTA TROMPETA: ¡El segundo ay!

Cuando los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta hayan pasado, una gran destrucción habrá tenido lugar en todo EE.UU. Los acontecimientos anunciados por esa Trompeta causarán la destruición de 1/3 de los EE.UU. Lo que significa que cien millones de personas – quizá muchas o más - van a morir.

Entonces los acontecimientos anunciados por la Quinta Trompeta habrán pasado, porque Juan escribió:

El primer ¡ay! ya pasó, pero vienen todavía otros dos ayes. (Apocalipsis 9:12)

Ese Primer Ay será solo el comienzo de una destrucción enorme y de la pérdida de muchas más vidas.

Tocó el sexto ángel su trompeta, y oí una voz que salía de entre los cuernos del altar de oro que está delante de Dios. A este ángel que tenía la trompeta, la voz le dijo: “Suelta a los cuatro ángeles que están atados a la orilla del gran río Éufrates”. Y así los cuatro ángeles, que habían sido preparados precisamente para esa hora, y ese día, mes y año, quedaron sueltos para matar a la tercera parte de los seres humanos. Oí que el número de las tropas de caballería llegaba a doscientos millones. (Apocalipsis 9:13-16)

Este Segundo Ay tiene que ver con la destrucción anunciada por la Sexta Trompeta. En la descripción de esta Trompeta se menciona a un enorme ejército que será formado a toda prisa principalmente a partir de una alianza entre Rusia y China, agravando aún más la guerra mundial, que para entonces ya habrá comenzado. Muchas otras naciones estarán involucradas en esto; naciones que trabajarán a toda prisa para ampliar su poderío militar. Esas naciones harán esto porque todo el mundo será arrastrado a esta ultima guerra. ¡Y todos sabrán que lo que les amenaza es una guerra mundial de proporciones sin precedentes!

No hay mucho que decir sobre esta Sexta Trompeta, porque el significado de esa profecía es exactamente lo que pone aquí. Este gran ¡Ay! que vendrá sobre los seres humanos resultará en la destrucción de 1/3 de la humanidad. ¡Esto significa la muerte de más de 2.500 millones de personas! Y aunque que esto sea algo inimaginable, es lo que pronto sucederá.

Dios va a permitir que los seres humanos lleguen a ese grado de destrucción y muerte. Y todo esto va a suceder por propia elección de los seres humanos. Pero mismo después de todo esto todavía quedarán enormes arsenales de armas nucleares, que las naciones podrán usar unas contra las otras. La destrucción que habrá sido causada hasta entonces será causada por el uso de solo una pequeña parte de ese arsenal. Y llegado a este punto, si Dios no interviene, los seres humanos van a destruirse totalmente. Pero Dios va a intervenir para poner fin a esta locura.



Pero todavía, lo inimaginable

Y en este preciso momento, con toda la destrucción y muerte en todo el mundo, Dios revela cómo la mayoría de los seres humanos todavía piensan.

El orgullo está tan profundamente arraigado en la naturaleza humana que mismo después de todo lo que habrá sucedido la mayoría de las personas seguirá resistiéndose a Dios y negándose a escuchar sobre la razón por la cual están sucediendo todas estas cosas. Cuando el período de tiempo anunciado por las primeras seis Trompetas llegue al fin miles de millones de personas habrán muerto.

Aunque entonces la gran mayoría de las personas seguirá sin escuchar a Dios, millones de personas en todo el mundo, en las naciones que habrán sido conquistadas, comenzarán a clamar a Dios y a dar oídos a Dios. Pero la gran mayoría se negará a reconocer a Dios o a escuchar a Dios.

A esto se refiere los versículos que siguen a la descripción de un ejercito de doscientos millones de soldados:

El resto de la humanidad, los que no murieron a causa de estas plagas, tampoco se arrepintieron de sus malas acciones ni dejaron de adorar a los demonios y a los ídolos de oro, plata, bronce, piedra y madera, los cuales no pueden ver ni oír ni caminar. Tampoco se arrepintieron de sus asesinatos ni de sus artes mágicas, inmoralidad sexual y robos. (Apocalipsis 9:20-21)

La expresión el resto de la humanidad no se refiere solamente a las personas, pero también al espíritu y la actitud de la gran mayoría de las personas. Llegado a ese punto algunos millones de personas habrán sido conquistados y muchas de ellas comenzarán a arrepentirse y a escuchar a Dios. Ellas clamarán a Dios por Su intervención y por liberación.

Para entonces la destrucción será inimaginable, ya que 1/3 de todo habrá sido destruido. Sin embargo, la mayoría de las grandes naciones, que aún tendrán mucho poder, seguirán estando llenas de un horrible orgullo y todavía pensarán que pueden sobrevivir a todo esto, y volver a ser grandiosas nuevamente. Esas naciones todavía creerán que pueden ganar esta guerra y resolver todos los problemas causados ​​por ella. Lo último en lo que esas naciones pensarán será en buscar a Dios o en arrepentirse de “sus propios caminos”.

Los seres humanos no escucharán a Dios si no son humillados. Y esto es exactamente lo que Dios hará. Dios va a humillar a los poderes que siguen resistiéndose a Él. Si Dios no hace esto, esas naciones destruirán ciega y obstinadamente a sí mismas y a toda la vida en la tierra. La soberbia y el orgullo están profundamente arraigados en los seres humanos.



La gran transición en el tiempo

Esta guerra nuclear no puede continuar, porque esto significaría la extinción de los seres humanos. Esta guerra no puede durar años, pero solo un corto período de tiempo. Y solo Dios puede poner fin a esta guerra.

El comienzo del cumplimiento de la Séptima Trompeta será el momento cuando Dios intervendrá para poner fin a la Tercera Guerra Mundial. Una guerra nuclear que para entonces habrá destruido gran parte del planeta y más de 1/3 de toda la vida en la tierra.

Llegado a este punto es importante mencionar que Dios ha revelado el significado de las primeras seis Trompetas, y también gran parte de lo que va a suceder. Y, como he dicho antes, hay cosas proféticas que están escritas sobre estas Trompetas que son terminantes y que sucederán exactamente como están escritas y fueron reveladas. Y también he explicado que hay detalles específicos que Dios aún no ha revelado del todo.

Al mundo ya fue dicho más que suficiente como para que las personas pueden saber y comprender lo que está a punto de tener lugar en la forma de una última guerra. El mundo no necesita saber todos los detalles. La mayoría de esos detalles no quedarán claros hasta que las cosas realmente sucedan. El problema es que en estos momentos el mundo no quiere escuchar estas cosas. Sin embargo, esto es lo que mundo experimentará.

Y entonces llegamos a la Séptima Trompeta. Y no voy a entrar en detalles sobre esto ahora, ya que los acontecimientos anunciados por esta Trompeta y su significado serán explicados en el siguiente capítulo.

El séptimo ángel tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que decían: “El reino del mundo ha venido a ser de nuestro SEÑOR y de su Cristo. Él reinará por los siglos de los siglos”. (Apocalipsis 11:14-15)

Esto es el anuncio de que el gobierno de los seres humanos, que han gobernado en los últimos 6.000 años, finalmente habrá llegado a su fin, y que Dios entonces intervendrá y comenzará Su reinado en la tierra, en Su Reino, con Josué el Cristo a la cabeza. Será entonces cuando Cristo finalmente se convertirá en Rey de reyes sobre toda la tierra.

Y los veinticuatro ancianos, que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios diciendo: “Te damos gracias, SEÑOR Dios Todopoderoso, que eres y que eras, porque has asumido Tu gran poder y reinas. (Apocalipsis 11:16-17).

Dios siempre ha estado en control de Su creación, pero Él eligió permitir que los seres humanos gobernasen a sí mismos por 6.000 años. Esto siempre ha sido parte del plan de Dios, para que los seres humanos aprendan que solo el camino de vida de Dios produce lo que es bueno, duradero y verdadero. El testimonio de los últimos 6.000 es que los caminos de los seres humanos años han demostrado ser desastrosos.

Dios enfatiza la importancia de esta transición entre el final de los acontecimientos anunciados por la Sexta Trompeta y el comienzo de los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta insertando dos importantes profecías antes de que comiencen los acontecimientos anunciados por la última Trompeta.

Lo primero que Dios hace es insertar información sobre lo que Él llama de los Siete Truenos. Será en este momento que esos Truenos dejarán de retumbar. Los Siete Truenos comenzaron a retumbar el 11 de septiembre del 2001, cuando el Sexto Sello fue abierto. También en este punto, en esta transición entre el final de los acontecimientos anunciados por la Sexta Trompeta y el comienzo de los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta, Dios declara que será entonces el “misterio de Dios” comenzará a ser revelado, hasta que esté completo. Dios habla de estas cosas de esta manera para enfatizar la importancia de lo que es dicho sobre esta transición.

Una vez que hablaron los siete truenos, yo estaba a punto de escribir, pero oí una voz del cielo que me decía: “Sella lo que han dicho los siete truenos, y no lo escribas”. El ángel que yo había visto de pie sobre el mar y sobre la tierra levantó al cielo su mano derecha y juró por el que vive por los siglos de los siglos, el que creó el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y dijo:“¡El tiempo ha terminado! (En griego: el tiempo no sigue.) En los días en que hable el séptimo ángel, cuando comience a tocar su trompeta, se cumplirá el misterio de Dios, (del griego: terminar, consumar, completar) tal y como lo anunció a Sus siervos los profetas”. (Apocalipsis 10:4-7)

Aquí los Siete Truenos del Sexto Sello son mencionados. Dios no dejó que Juan escribiera lo que estos Truenos anuncian, porque esto solo debía ser revelado en el tiempo del fin. La Iglesia de Dios cree que estos Truenos han sido revelados. Usted puede encontrar información sobre esto en otros escritos de la Iglesia de Dios - PKG (Preparando para el Reino de Dios). Pero la realidad es que el mundo no puede ver esto y tampoco puede aceptar que esto es verdad, hasta que todo esto se cumpla y los acontecimientos anunciados por estos Truenos hayan sucedido.

La razón por la cual información sobre esos Truenos es insertada en medio de la revelación de todo esto es porque esos Truenos han seguido retumbando desde el momento en que comenzaron a retumbar y seguirán retumbando, hasta que todos los acontecimientos anunciados por ellos finalmente se cumplan, en esa transición, justo antes de que comiencen los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta. Y será entonces, en ese corto período de tiempo, justo antes que los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta empiecen a tener lugar, cuando los acontecimientos anunciados por los últimos dos Truenos tendrán mayor impacto y se cumplirán del todo.

Lo segundo que Dios hace es insertar una profecía sobre el “misterio de Dios”, que entonces estará concluido. El proceso a través del cual este “misterio” es algo increíble. Esto será concluido en uno de los momentos más dramáticos de toda la historia de la humanidad. ¿Y qué está escrito sobre el momento cuando los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta comienzan a tener lugar?

Está escrito que hay un “misterio de Dios” que entonces será concluido. Lo que significa que esto será completado y se cumplirá. Pero, ¿qué es este “misterio” que los seres humanos nunca han entendido y que los profetas de Dios han anunciado desde el principio? Ya he hablado sobre este misterio antes. Esto es llamado de “misterio” porque se trata de algo que los seres humanos nunca han comprendido, aunque es algo del que se ha hablado durante miles de años.

El mundo solo ha comprendido - y solo en parte - que Dios iba a enviar un Mesías. Y ni mismo los discípulos entendieron lo que esto significaba. Ellos solo fueron a entender esto después que Cristo fue resucitado y ellos recibieron el espíritu santo el Día de Pentecostés del año 31 d.C. Este “misterio” tiene que ver con el gobierno – con el reinado - del Mesías en el Reino de Dios, cuando él gobernará sobre todas las naciones del mundo.

¡Y hay un determinado momento cuando esto se convertirá en realidad! Hay un determinado momento cuando este acontecimiento será revelado claramente a todo el mundo. Hay un determinado momento cuando Dios va a intervenir para poner fin al autogobierno de los seres humanos y establecer Su Reino para reinar en lugar de esto. Hay un determinado momento cuando Dios va a enviar la “Piedra que los constructores rechazaron”, que aplastará el poder de todas las naciones y pondrá fin al autogobierno de los seres humanos y también a esta última guerra en la que las naciones estarán involucradas. Las naciones ya no podrán rebelarse contra lo que Dios hará a continuación.

Este “misterio de Dios” mencionado aquí tiene mucho más significado y será explicado con más detalles en el siguiente capítulo. Este misterio tiene que ver con aquellos que serán resucitados a la vida espiritual, con lo que esto realmente significa. Esto se refiere a aquellos que vendrán para gobernar juntamente con Cristo. Este misterio tiene que ver con ese gobierno y con el mayor propósito de ese gobierno, que es guiar a miles de millones de otros, para que ellos también puedan recibir vida espiritual. Todavía hay mucho por cumplir - por lograr para completar en el plan de Dios - que los seres humanos nunca han sabido. Es por eso que todo esto ha permanecido como “un misterio” durante casi 6.000 años.

Pero además de revelar de qué se tratan los Siete Truenos del Sexto Sello, hay otra cosa que es revelada entre los acontecimientos anunciados por la Sexta Trompeta y el comienzo del cumplimiento de los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta. Esto tiene que ver con los dos testigos de Dios para el tiempo del fin. La Iglesia de Dios cree que sabe quiénes son esos dos testigos y cual es la obra que ellos están haciendo. Pero Dios es quien decide cuándo y cómo será revelado al mundo quienes son esos dos testigos. Esto es algo que está en las manos de Dios. Y todavía no se sabe todo lo que esos dos testigos deben cumplir y cómo ellos harán esto. Ni mismo la Iglesia de Dios sabe esto.

La verdad es que el comienzo de los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta del Séptimo Sello marca un momento muy específico en el tiempo. Ha sido revelado que este será el momento más importante y más significativo de toda la historia de la humanidad. Por lo general las personas siempre han creído que Cristo va a volver para establecer el Reino de Dios sobre las naciones de la tierra cuando terminen los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta. Pero ese no es el caso - eso no es cierto. El regreso de Cristo será solo el comienzo del cumplimiento de los acontecimientos anunciados por la Séptima Trompeta.